PROBLEMAS CON LA PRIMERA CAPA

< Back to 3D PRINT QUALITY TROUBLESHOOTING GUIDE

Este es de lejos el problema más habitual en impresión 3D, y probablemente el primero que te encuentres. La primera capa es esencial porque es la base de la pieza impresa. Por lo tanto, si no es perfecta, hay muchas posibilidades de que la impresión falle. Muchos problemas de impresión 3D se originan por una primera capa pobre. Hay un par de cosas que puedes hacer mal al imprimir la primera capa, así que vamos a ver qué puedes hacer para evitar esos problemas.

Prepara la superficie de impresión. Mantén la superficie limpia y sin grasa. De otro modo tu primera capa tendrá problemas para mantenerse pegada a la base. Antes de comenzar una impresión con ABS, PLA y muchos otros materiales, limpia la superficie con alcohol isopropílico (IPA) 90% o más puro. También deberías usar acetona de cuando en cuando, cuando las piezas dejen de adherirse, o limpiacristales – pero no lo uses a diario, porque la superficie de impresión se puede volver frágil.

Si la boquilla está demasiado cerca de la base impresión, no habrá suficiente espacio para que el plástico salga del extrusor. Al tenerla tan cerca de la base se está bloqueando el orificio de salida y el plástico no puede ser extruido. Puedes reconocer fácilmente este problema cuando no see extruye plástico durante la primera capa. Usa la función de Ajuste dinámico de Z y la Calibración de Primera Capa para ajustar la altura de la boquilla.

Si la boquilla está demasiado lejos de la base, el plástico extruído no se pegará a ella. El objetivo aquí es encontrar la distancia perfecta entre la punta de la boquilla y la base de impresión – ni demasiado lejos ni demasiado cerca. Para una buena adherencia a la base de impresión, necesitas que el filamento se comprima ligeramente sobre la base. Utiliza la función de Ajuste dinámico de Z y las opciones de Calibración de Primera Capa para ajustar la altura de la boquilla.

Soluciones para estos problemas:

Correcta calibración de la primera capa – Primero, tienes que realizar la calibración de la primera capa (menú LCD – Calibración – Cal. Primera capa). Para más información sobre este procedimiento, mira nuestra base de conocimiento. Una vez que estés satisfecho con el resultado, puedes empezar a imprimir. Más tarde, puedes aplicar pequeños cambios a la altura de la boquilla a través de la opción de Ajuste dinámico de Z cuando la impresora está creando las tres primeras capas. Pulsa el dial durante la impresión por unos 2 segundos y ves al ajuste dinámico de Z. Esto moverá la boquilla en incrementos de +/-0.025mm más cerca o más lejos de la base. Sigue cambiando este valor a pequeños incrementos hasta que haya suficiente espacio entre la base y la boquilla para que salga el plástico. La foto de más abajo muestra el aspecto de una primera capa ideal.

Disminuye la velocidad de impresión – Si los pasos anteriores no te han ayudado, entonces intenta disminuir la velocidad de impresión. La forma más fácil de hacer esto es girando el dial durante el proceso de impresión. Antihorario = disminuir velocidad, Horario = incrementar la velocidad. Sugerimos disminuir la velocidad a un 75% para las tres primeras capas y luego volver a la normal.

Usa las temperaturas de impresión aconsejadas, tanto para la boquilla como para la base calefactada – PrusaSlicer configurará los valores correctos basándose el material seleccionado, así que no es algo que necesites ajustar manualmente en la impresora. Si estás experimentando con un nuevo material que no se adhiere bien, puedes intentar a subir algo la temperatura de la base unos 5-10ºC. De este modo el plástico se pegará un poco mejor.

Si ninguna de estas sugerencias resuelve tu problema, entonces es probable que el extrusor este atascado. Esto puede suceder cuando un exceso de restos se atascan dentro de la boquilla, cuando el plástico caliente es mantenido en en interior de la boquilla por un periodo largo de tiempo, o cuando el enfriamiento del extrusor no es suficiente y el filamento se vuelve blando fuera de la zona de fusión. Reparar un extrusor atascado puede precisar su desmontaje. Por favor mira nuestra base de conocimiento para aprender más sobre este problema.

Base colocada correctamente – antes de imprimir comprueba que la base de impresión está instalada correctamente y que no hay restos de una impresión anterior o un trozo de filamento suelto que pudiera afectar la posición de la base. Comprueba también que la base está recta y no doblada ni dañada.

Superficie desigual – si tu superficie de impresión no es plana y el auto ajuste no ayuda, puede ser debido a la tolerancia de fabricación de la hoja adhesiva de la base. Para conseguir una superficie de impresión plana, puedes intentar añadir un trozo de papel en la zona desigual de la chapa de acero.