PEGOTE EN EL EXTRUSOR

Un pegote en el extrusor es uno de los peores problemas que te puedes encontrar con tu impresora 3D. A diferencia del monstruo spaghetti, este problema sucede más pronto en la impresión, normalmente durante los cinco primeros minutos de impresión. La primera capa se despega de la base, la pieza se curva, se pega a boquilla y la cubre. El extrusor sigue expulsando plástico fundido y el pegote crece y crece, dejándote con una impresora averiada.

Es muy fácil evitar que nos pase esto. Sin embargo, es bastante delicado limpiarlo cuando se produce. Para hacerlo un poco más fácil, hemos preparado un video donde mostramos cómo retirarlo. Básicamente, lo que hay que hacer es precalentar la boquilla a una temperatura elevada (250ºC para PLA, 280ºC para ABS) y esperar hasta que el pegote se reblandezca – en muchos casos, caerá por sí solo. Si no, tendrás que usar unos alicates de punta fina para retirar CON CUIDADO el pegote, pero no tienes que hacer mucha fuerza. Ten mucho cuidado porque puedes dañar los cables que van al extrusor. Después de retirar el pego, limpia la boquilla y sus alrededores.

 

¿Cómo evitar que se forme otro pegote en el extrusor?:

Comprueba la primera capa – Una primera capa de mala calidad es la causa principal del pegote en el extrusor. Siempre asegúrate que la primera capa se ha adherido adecuadamente en toda la superficie de impresión antes de dejar la impresora sin vigilar. Observa los primeros 5-10 minutos después de eso comprueba el progreso. Recomendamos hacerlo así siempre. Si ves un problema, para la impresión, limpia la superficie completamente y comienza una nueva impresión. Si todo parece ir bien, entonces puedes dejar que la impresora termine el trabajo.